La España de todos. O de unos pocos privilegiados.

Autor: Alberto Nicolás Muñoz

 

El día 10 de febrero, que fue domingo, fue la manifestación a favor de la Unidad Nacional para exigir al presidente Pedro Sánchez de Moncloa que convoque elecciones, las cuales van a ser el día 28 de abril.

Muchos de nuestros compatriotas fueron desde sus respectivas regiones con un autocar con parada a Colón. El tándem político formado por PP, Ciudadanos y Vox convocó a “La España viva” para que agitasen sus banderas roja y gualda en masas.

Por otra parte, la otra España, la España trabajadora no fue a Colón; fue la España convocada por ADÑ, la cual aboga por una defensa férrea de la nación española sin guiños europeístas, de género (como hizo Ciudadanos agitando la bandera del colectivo LGTB, el cual no viene a cuento), sino que el objetivo era bien distinto.

 

ADÑ. La España que defiende a los trabajadores. La España que se levanta de sol a sol para traer dignidad, pan y justicia social ya que, si no, no hay patria que justifique y reivindique su garantía de autenticidad frente a la España liberal, europeísta y “sorosiana”  pro LGTB que aboga ciudadanos, o la España liberal del PP y Vox en la que parece que excluyen a los trabajadores, ya que los condenan a ser apátridas en su propia patria.

ADÑ y la unión de sus partidos patriotas, que son FE de las JONS, FE – La Falange, AES y DN, no dudamos ni un minuto en priorizar en defender a los agricultores españoles en defensa de la naranja valenciana frente a las sudafricanas, las cuales por desgracia abundan en supermercados y perjudican el trabajo de los agricultores valencianos.

 

El tándem liberal reaccionario y burgués de derechas pasea la bandera de todos por Colón obviando los problemas de nuestros compatriotas, que son:

– Paro.

– Precariedad.

– Sanidad.

– Educación pública y de calidad.

– Justicia.

La cual la izquierda marxista parece que ha dejado de defender abrazándose al rosa y al circo LGTB.

No basta con pasear la bandera de la patria olvidando los problemas sociales y reales de nuestros compatriotas.

 

El objetivo se consiguió, que Pedro Sánchez acorralado por una masiva oleada de compatriotas españoles convoque elecciones, pero de ahí no saldrá una España más justa, más social, más igualitaria para nuestros compatriotas; sólo se le hizo el juego a las derechas de agitar la bandera obviando por unas horas los problemas de los españoles. Colón se convirtió en un circo romano (pan y circo).

Sólo la España que no fue encauzada en Colón fue una España digna que se niega a morir en el liberalismo destructor y en el marxismo destructor de patrias, ahora abrazado a la ideología de género, a Soros y la nueva derecha a los gurús de Sión.

Que sigan los demás con sus festines, nuestro puesto está claro, somos conscientes de que ahí no saldrá nuestra España alegre y faldicorta.

Los compatriotas que fueron  con buena intención a Colón que voten el día 28 de abril aquello que les parezca menos malo. Los falangistas somos conscientes de que ahí no saldrá la España que anhelamos cual elixir para el pueblo honrado y laborioso, pueblo español, el cual merece dignidad y justicia social.

Aquellos que se desgañitaron gritando en clamor y ovación: VIVA ESPAÑA. Vivir se puede vivir bien o mal en esta hermosa tierra, pero nosotros siempre diremos con clamor y orgullosos de nuestra tierra y raíces cristianas: ARRIBA ESPAÑA. Porque la queremos bien y queremos que vuelva a ser como ésta lo fue en sus mejores tiempos.

Ese día habremos ganado y acabaremos de raíz con el problema perpetuo de nuestro país, el mal menor y la clásica dicotomía de rivalidad de derechas e izquierdas.

ADÑ: Adelante España

 

Scroll Up
A %d blogueros les gusta esto: