El carril-bici en Valencia

Autor: Carlos Cervera

 

A los ciudadanos valencianos se nos puede catalogar de resistentes. Tuvimos que soportar al gobierno del PP con Rita Barberá a la cabeza y su despilfarro en proyectos como el de la Fórmula Uno, mastodonte que nos costó a todos un dineral y ahora está muerto. Tuvimos que aguantar la sumisión al catalanismo, cosa que sigue desgraciadamente enquistada, sobre todo en las aulas. Tuvimos que pasar todo aquello para que ahora nos toque aguantar las mamandurrias del gobierno de Joan Ribó. La cosa no es que pinte mal, que también. Sino que se ha teñido todo de una absurdez supina.

Seré breve. El carril bici. Un proyecto que más que beneficiar al medio ambiente  y promover el uso de la bicicleta, está creando un clima verdaderamente asfixiante. Calles donde hay dos carriles para los  vehículos, están siendo cambiados a un único carril, poniendo al lado, uno especial para bicicletas. ¿Qué significa? Pues que en el caso de que haya un atasco, que a ciertas horas del día los hay en la capital. Una ambulancia un camión de bomberos o un coche de la policía que vaya con urgencia, tienen que esperar y esperar. Un desastre sin lugar a dudas. No es que estemos en contra de la creación de carriles bici. Pero las cosas deben hacerse con conocimiento. Hay personas que necesitan utilizar el automóvil o el transporte público de forma permanente y eso no parece que al Ayuntamiento de Valencia le llegue a sus oídos, pretenden que todos los valencianos usen la bicicleta y así se reduciría el número de automóviles en circulación por la capital. Cosa falsa, por cierto. Siguen circulando gran cantidad de vehículos por la ciudad. Otra medalla más a la estupidez que ya pueden colgarse los señores de la izquierda catalanista, Compromis. Que sólo se “comprometen” para hacernos la vida más difícil a la hora de poder  circular y poner a prueba una vez más, la paciencia  de los valencianos.

 

Scroll Up
A %d blogueros les gusta esto: