Bajar los impuestos

Autor: Jorge Gil

Los impuestos se recaudan para cubrir las necesidades básicas que como sociedad consideramos necesarias para TODOS los españoles. Además tienen una segunda función que es la de “redistribución” de la renta, de manera que los que más tienen, más aporten (y de manera progresiva y no proporcional) al sostenimiento del Gasto Público. Cuando algún partido dice que va a bajar los impuestos, en general es una medida que aplaude toda la población. Pero vamos a ver cuáles son sus efectos reales.
En los ciudadanos de rentas bajas su repercusión es mínima, porque en realidad, por el carácter progresivo de los mismos, pagan poco. A los que les benefician, y mucho, son a las rentas medias y sobre todo a las rentas altas. ¿Y esto qué significa? Que para las clases populares la disminución de ingresos por parte del Estado mermará la calidad y cantidad de los servicios básicos como la Educación, la Sanidad y la Obra Pública. Y el poder acceder a los mismos servicios de los que ahora disfrutamos, a la larga, tendrá un sobrecoste en nuestras limitadas economías domésticas.
Para los más pudientes y los ricos significará que tendrán más liquidez para pagarse esos mismos servicios básicos, pero de forma exclusiva en colegios y clínicas privadas de uso exclusivo.
Conclusión: desconfiad de todo el que dice “bajaremos los impuestos”, porque éste es un mensaje antisocial y, por tanto, es un mensaje anti-falangista.
Por esto, entre otras cosas, no hay que dejar que lleguen a las instituciones. Y si ya están, habrá que echarlos.
¡Arriba España!

 

Scroll Up
A %d blogueros les gusta esto: